Porque cada amor es distinto, existe una joya especial para festejarlo

Si hay un sentimiento que nos mantiene unidos, vivos, felices, ese es el amor y de esta manera hemos podido sentirlo durante estos meses en los que se nos ha arrebatado toda posibilidad de abrazo espontáneo o de un beso furtivo, invitándonos a reflexionar, a pensarnos, a querernos mediante las pantallas, intuyendonos bajo una mascarilla. 

Sin perder las energías hemos luchado contra la distancia física acortando la emocional. De esta manera nuestro amor no solo continúa intacto, sino que logramos hacerlo más fuerte, redescubriendo que somos de quien amamos y de esta manera debemos de celebrar que hemos tenido la suerte de amar y también de ser amados.

Nuevamente nos llega San Valentín y la mejor manera de celebrarlo ha sido lanzandonos al disfrute de ese amor universal del que todos estos meses hemos gozado y que, quizá, no hemos tenido ocasión de agradecer. El origen del 14 de febrero se remonta al siglo III en Roma, donde bajo las órdenes del emperador Claudio II quien, con la finalidad de mejorar la estirpe bélica, tomó la decisión de prohibir los matrimonios entre personas jóvenes. 

Necesitaba soldados que fueran solteros, sin ataduras ni nada que perder como por ejemplo su familia e hijos. Aunque la historia nos ha demostrado que el amor puede con los decretos, con lo preestablecido, con lo inexplicable. El amor mantiene con vida, insufla aliento y emociona.

Para este San Valentín, Rosa Oriol con Tous nos propone que festejemos el amor, ese que es de verdad, el que nos acelera el corazón luego de haber pasado meses sin ver a nuestros padres; ese que es apasionado cuando por fin logramos besar a nuestra pareja; el eterno que nos ofrece una amiga que nunca ha faltado a nuestras citas virtuales o ese que es impetuoso cuando nos abrazan con el corazón latiendo a la velocidad de la luz. 

Este es un año más donde debemos aplaudir el día del amor y no dejarnos llevar por tópicos ya que la vida nos ha demostrado que somos más que eso. Se trata de un día donde se debe vitorear todo tipo de amor.

Si sientes que este es un gran momento para agradecer por tanto que has recibido, entonces, te encuentras preparada para celebrar este 14 de febrero que es símbolo del amor universal. Y la mejor manera de hacerlo es con alguno de los detalles que ofrece ‘Colors of Love’ de Tous, pues es una línea que ha sido pensada desde la ternura, desde el concepto más puro de amor sin barreras.

Este no solo es un día para las parejas, sino que es para todos los que se aman, este es un día para todos. Han sido históricas las nevadas con las que ha arrancado el año, con números que llegan a asustarnos, mientras tratamos de centrarnos en aquello que nos hace latir con más fuerza el corazón, que nos saca una sonrisa, y nos arrebata las emociones. Tous en su afán de ir más allá, se deshace del concepto tradicional del Día de los Enamorados proponiendo regalar un detalle de amor a toda aquella persona que te hace vibrar de una forma especial, que llega a hacerte feliz y a esas que quieres agradecer. 

El amor nos hace libres, sobre todo a aquellos que lo dan y también a quien lo recibe, de la forma en como lo apuntaron Emily Dickinson y George Eliot. Teniendo esta bandera como premisa, la marca de joyas nos presenta una colección compuesta por colgantes y pulseras con un denominador común: el corazón como símbolo de amor, con una propuesta con distintas ideas, pero siempre con un punto muy a corazón descubierto, con el objetivo de que te sumes a la fiesta del amor universal.